Cara y cruz para el colegio Isabel Rodríguez (El Prior)

Cara y cruz para el colegio Isabel Rodríguez (El Prior)

0 1032
broncadelegadopsoe_600
La asociación de padres del colegio público, aún sin terminar, considera más necesaria la finalización de las obras que el bilingüismo del centro (Foto: El Periódico de Mairena)

Padres de alumnos manifestaron su indignación con el delegado de Educación en su visita a Mairena por el nuevo incumplimiento de las promesas tras la noticia del bilingüismo

broncadelegadopsoe_600
La asociación de padres del colegio público, aún sin terminar, considera más necesaria la finalización de las obras que el bilingüismo del centro (Foto: El Periódico de Mairena)
El Colegio de Educación Infantil y Primaria Isabel Rodríguez Navarro, ubicado en la zona de El Prior, tendrá educación bilingüe español-inglés a partir del próximo curso escolar 2014 – 2015.

Esta buena noticia, hecha pública la semana pasada, contrasta con la enorme protesta con la que la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) del centro recibió el pasado 13 de marzo al delegado de Educación de la Junta, Francisco Díaz Morillo, que visitó la sede del PSOE tras haber anunciado esa misma mañana que las promesas realizadas en noviembre sobre la inminente ejecución de las obras para terminar el colegio no se cumplirían. Las obras seguían sin fecha.

Esta noticia fue comunicada por la mañana en una reunión en Sevilla con el AMPA, la delegada de Educación municipal, Gloria Guillén, y el alcalde, Ricardo Sánchez, quienes, tras escuchar que el motivo de este nuevo retraso era la necesidad de retocar el proyecto de edificación del colegio, se ofrecieron a realizar y costear las gestiones, y contactaron de inmediato con el arquitecto responsable, que al día siguiente comenzó a trabajar para conseguir tener todo preparado para cuando la Junta de Andalucía encuentre financiación para realizar las retrasadas obras que, de momento, siguen sin fecha de ejecución.

Colegio Isabel Rodríguez_600
El colegio Isabel Rodríguez protagonizó la buena noticia del bilingüismo tras sus repetidas reivindicaciones