Mairena, al corriente de sus pagos con el Consorcio de Transportes

Mairena, al corriente de sus pagos con el Consorcio de Transportes

0 1249
Nuevo bus 126_999_10
Uno de los nuevos autobuses que Casal utiliza en la línea 126 que une Mairena con Sevilla.

En 2008, 2009 y 2010 la localidad no pagó el servicio de autobuses, acumulando una deuda de 161.678 €, actualmente saldada.

Nuevo bus 126_Frontal
Mairena disfruta de algunas mejoras en el servicio, como los nuevos autobuses, pese a los problemas de cobro de la empresa por parte del Consorcio de Transportes.
Ante las recientes informaciones aparecidas en prensa que hablan de los problemas económicos del Consorcio de Transportes de la Provincia de Sevilla, del riesgo de desaparición de algunas líneas de autobuses y de las deudas que algunos pueblos tienen con dicho ente, AhoraMairena se ha puesto en contacto con el Ayuntamiento de Mairena del Alcor para saber de primera mano cómo está la situación al respecto.

Antiguas deudas ya pagadas
Si bien es cierto que nuestra localidad llegó a tener enormes deudas con el Consorcio años atrás, actualmente se encuentra al corriente de sus pagos y con una relación de permanente contacto con la empresa que presta el servicio, a la que traslada regularmente las demandas de los usuarios.

Concretamente, en el año 2011 Mairena debía 161.678 euros al Consorcio de Transportes referente a los pagos de 2008, 2009 y 2010. Los 3 años previos a las últimas elecciones municipales, el anterior gobierno socialista no abonó el servicio de autobuses, por lo que dicha deuda tuvo que pagarse en los años posteriores haciendo un esfuerzo económico considerable. Según datos oficiales recogidos en un informe del interventor, se trata de 52.581,00 euros relativos a 2008, 53.675,00 euros de 2009 y 55.422,00 euros de 2010.

Conviene recordar que el Consorcio de Transportes de Sevilla agrupa a todos los ayuntamientos de la provincia presididos por la Junta de Andalucía, que es su principal responsable y gestor del servicio, que tiene cedido a empresas privadas como Casal. Dicho servicio se encarga, por ejemplo, de la citada línea 126 que une Mairena del Alcor con Sevilla.

Buenas relaciones con Casal
Las buenas relaciones que Mairena del Alcor mantiene con la empresa Casal gracias al cumplimiento de sus obligaciones, han conseguido que el servicio de autobús se vea mejorado de forma excepcional con autobuses de nueva generación y con algunos refuerzos en horas punta, a pesar de que la empresa sufre meses de retraso en los cobros del servicio que presta. De hecho, la Confederación de Empresarios de Sevilla (CES) cifra la cantidad adeudada por el Consorcio de Transportes a las empresas como Casal en más de cinco millones de euros sólo en el último año, lo que está poniendo en peligro un servicio público fundamental para los ciudadanos.

Nuevo bus 126_999_10
Uno de los nuevos autobuses que Casal utiliza en la línea 126 que une Mairena con Sevilla.

Gestión muy mejorable de la Junta de Andalucía
Los ayuntamientos que, como el caso actual de Mairena del Alcor, pagan por el servicio de autobuses que les une con las localidades vecinas y con la capital, sufren las consecuencias de la discutida gestión del Consorcio y los impagos de otros ayuntamientos que no están al corriente de sus obligaciones y que pueden llevar al cierre de algunas líneas. De momento, soportan un servicio deficiente en el principal transporte público que les une con la capital, como en el caso de Mairena del Alcor. Mientras, la Junta de Andalucía, de quien depende el Consorcio de Transportes, no ha tomado ningún tipo de decisión para evitar estos impagos. Sin embargo, para cubrir estas deudas, ha aprobado este año aumentar el precio del servicio un 66,5%, que ha pasado de 54.794 euros en 2013 a 82.330 euros en 2014, incremento que tendrán que afrontar los ayuntamientos.

El Consorcio de Transportes se creó en el año 2000 con el objetivo de fomentar el uso del transporte público, con la promesa de construir vías reservadas para que los autobuses no sufrieran problemas de tráfico y la creación de un título de viaje común que agilizara las conexiones entre los municipios. Pero ni las infraestructuras se llevaron a cabo ni los números llegaron nunca a cuadrar. A finales de 2013, a pesar de haber reducido servicios en 21 de las 56 líneas y haber subido las tarifas tres veces seguidas en un año hasta alcanzar un incremento del 8%, la deuda del Consorcio rondaba ya los nueve millones de euros.


 

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta

*