MAIRENA DEL ALCOR DECLARADO MUNICIPIO LIBRE DEL IMPUESTO DE SUCESIONES Y DONACIONES

MAIRENA DEL ALCOR DECLARADO MUNICIPIO LIBRE DEL IMPUESTO DE SUCESIONES Y DONACIONES

0 19893
  • Esta declaración simbólica aprobada por el pleno municipal muestra el rechazo a la situación que vienen sufriendo muchas familias en Mairena del Alcor

Mairena del Alcor se ha declarado municipio libre del impuesto de sucesiones y donaciones en el ámbito familiar, tras aprobar el pleno del Ayuntamiento una proposición presentada por el grupo municipal PP con los votos en contra de los grupos municipales IU-LV-CA y PSOE. Para el portavoz del PP, Juan Manuel López, «este impuesto es incuestionablemente de naturaleza injusta por el doble gravamen que supone para el contribuyente, en vida y muerto».

Los acuerdos aprobados son declarar al municipio de manera simbólica libre del impuesto de sucesiones, mostrando un claro rechazo a la situación que vienen sufriendo tantas familias. También instar a la Junta de Andalucía a llevar a cabo una bonificación progresiva hasta llegar al 99%, para acabar con la desigualdad y discriminación que convierte a los andaluces en españoles de segunda frente a otras autonomías en las que no existe este impuesto. Así como impulsar el retorno del éxodo fiscal, una vez modificado el impuesto.

María Antúnez, portavoz del grupo municipal PA, abrió el debate tras la lectura de la proposición mostrándose a favor de que «se estudie, se valore y se consensúe el impuesto de sucesiones, y que los herederos no tengan que renunciar a sus herencias directas por no poder pagar las obligaciones fiscales. En las cuales, creemos que los padres, abuelos y personas que fallecen dejan un bien que han trabajado y recopilado durante toda su vida en beneficio de sus herederos. Los cuales tenemos que intentar que no lo pierdan por no poder pagar las obligaciones fiscales».

En palabras de José Carlos Copete, portavoz del grupo municipal IU-LV-CA, «las cifras dejan muy a las claras que es un impuesto que está afectando a una minoría rica, que tiene que colaborar al mantenimiento de la educación, de la salud y de los servicios sociales. ¿Qué familia de clase media con dos hijos, por ejemplo, tiene un patrimonio superior a un millón de euros? Que es el límite para empezar a pagar a partir de 2017 en Andalucía». «Lo que ustedes plantean es la eliminación total sin que se compensen esos ingresos, nos parece que es meter un poquito de dinero con la mano izquierda y sacar mucho con la mano derecha recortando en los servicios a nuestro ciudadanos».

Rocío Sutil, portavoz del grupo municipal PSOE, en una intervención con intención pedagógica -según sus propias palabras- «para informar a la ciudadanía y no generar esa alarma y esa inquietud», declaró que «es un impuesto estatal cedido, y para financiar los servicios públicos de las comunidades autónomas. Está ligado al sistema de financiación autonómica y es absolutamente necesario». Dirigiéndose al portavoz del grupo municipal PP, Sutil argumentó «Practique la empatía y que se lo quiten proporcionalmente del presupuesto del Ayuntamiento, a ver cómo gestiona los servicios públicos. Nos trae una moción que pretende que se rebajen las fuentes de financiación para pagar los servicios públicos».

Juan Manuel López se posicionó en favor del clamor popular -que no solo parte del PP- contra este impuesto de sucesiones «Queremos transmitirles a toda esa gente que se ha visto, se está viendo o se verá afectada, que estamos en contra del mismo». El edil tildó de demagogo meter en el mismo saco a todas las personas sin entrar en las particularidades de cada una de ellas. En referencia a los casos de asimilación de un hijo y a otros modelos de familia «están gravados porque no están reconocidos por el impuesto». Y cuestionó que su recaudación sea la piedra angular de la sanidad y la educación andaluza «que se quiten los vehículos oficiales. Cuando estuvo IU no los quitó, siguió con ellos, y se podrían haber utilizado en la Educación, o en la bonificación de este impuesto». López también se dirigió a la portavoz socialista indicando «que del mismo modo, y con el mismo fin, se podía quitar el sueldo de los asesores de los consejeros de Turismo, por ejemplo».

En la proposición se expone que a causa de este impuesto, Andalucía está sufriendo la emigración fiscal con el perjuicio que esto supone. Crecen los traslados de residencia con la única intención de rebajar la carga, sucediéndose y aumentando los cambios de domicilio a efectos tributarios, no reales. Muchas familias han tenido que renunciar a su herencia por no poder pagar este impuesto, un 322% entre 2007 y 2014 según el Consejo General del Notariado. Otras comunidades autónomas como Madrid tributan 100 veces menos de lo que se abonaría en Andalucía.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta

*