11 de May de 2021
Colegio San Bartolome fachada

El ayuntamiento reparará los últimos desperfectos del colegio San Bartolomé

Una empresa local realizará los trabajos aprovechando la ausencia de clases en Semana Santa

Colegio San Bartolome fachada
El colegio San Bartolomé es el más antiguo de la localidad y presenta importantes deficiencias por su antugüedad.

El pasado 24 de marzo, un técnico de la Junta de Andalucía visitó el CEIP San Bartolomé a petición del ayuntamiento para comprobar el importante deterioro del techo del edificio más antiguo. Para darle solución, el Ayuntamiento de Mairena del Alcor asumirá la reparación con medios propios y realizará las reformas necesarias durante las vacaciones de Semana Santa. Asimismo, también se solicitará a la Delegación de Educación de la Junta una solución definitiva para el colegio, ya que el cambio de la cubierta y el arreglo de este edificio en particular se hacen cada vez más necesarios.

Durante el año 2012 ya se había entregado un proyecto integral a la Delegación después de detectar diversas deficiencias, sin embargo, la aportación económica no llegó desde la Junta de Andalucía hasta el 2013. Desde entonces se han realizado muchas actuaciones desde el ayuntamiento para subsanar las carencias debido a la antigüedad y estado del centro.

Del mismo modo, el técnico también visitó el CEIP Juan Caraballo por el informe presentado por el ingeniero municipal que advertía las deficiencias del colegio en la normativa contra incendio, anterior al incendio producido a principios de diciembre. En este informe se solicitaba a la Junta de Andalucía que se adaptase el edificio a la normativa vigente.

Otro asunto tratado fue el ascensor que el ayuntamiento va a instalar en el colegio Isabel Esquivel para facilitar el acceso al recreo de la segunda planta a las personas con problemas de movilidad. También se habló de la intervención que la Delegación de Educación de la Junta de Andalucía tiene pendiente con este colegio por las diversas gritas que han aparecido en uno de los edificios. Esta incidencia ya había sido notificada a la Delegación por el ayuntamiento en noviembre 2012, no obstante, no fue hasta marzo de 2014 cuando fue aprobada la intervención estructural del edificio. A día de hoy todavía no hay comunicación de inicio de obras, y el paso del tiempo está provocando la aparición de nuevas grietas, con lo que el ayuntamiento y el centro exigirán respuesta ante este retraso en las obras.