13 de Abr de 2021
protocolo-calor-firma

Plan local contra las altas temperaturas

protocolo-calor-firmaEl Ayuntamiento ha firmado un protocolo de actuación con distintas instituciones.

La Delegación de Salud del Ayuntamiento de Mairena del Alcor ha activado el plan de intervención local con la llegada del verano y, por tanto, de las temperaturas elevadas.

El Centro de Servicios Sociales Comunitarios ha acogido esta mañana la firma del protocolo de actuación por parte de las delegaciones de Salud y Servicios Sociales del Ayuntamiento, representadas por el alcalde, Ricardo Sánchez, la delegada de Salud, María Antúnez, y la delegada de Servicios Sociales, Patricia Antúnez, además del centro de salud Alcalde Manuel Bustos, la residencia de Mayores Alconchel, el Centro de Día de Mayores y la residencia Santa Ana, para prevenir las situaciones de riesgo ante una ola de calor.

Esta acción contempla un paquete de medidas preventivas, así como el reparto de trípticos informativos para identificar a quienes deben estar especialmente protegidos del calor, cómo podemos protegernos de las altas temperaturas, qué efectos producen y cómo responder ante una persona que sufre un golpe de calor.

Es imprescindible la coordinación entre las entidades implicadas porque la población de riesgo se concentra en menores de 5 años y mayores de 65 años, además de aquellas personas que padecen alguna enfermedad crónica, residan en una vivienda difícil de refrigerar o sin compañía.

Según el riesgo, se establecen diversos tipos de niveles que se identifican con los colores verde, amarillo, naranja y rojo. El nivel verde significa que no hay superación de la temperatura umbral, que está establecida en 40 ºC, y por tanto no hay situación de alerta. El nivel amarillo se activa cuando las previsiones meteorológicas prevén temperaturas superiores a 40 ºC durante uno o dos días. El color naranja indica que la alerta permanecerá activa a lo largo de 3 o 4 días. Y la roja se decreta cuando se superan los niveles de temperatura durante 5 días.

La exposición a elevadas temperaturas supone una agresión a nuestro organismo y provoca problemas de calambres, agotamiento, deshidratación y golpes de calor. En ese sentido, las medidas de prevención consisten en el aumento del consumo de líquidos, evitar la exposición al sol en las horas centrales del día y la actividad física en las horas de máximo calor, de 12:00 a 19:00 horas. Descansar en ambientes frescos, usar ropa liviana y de colores claros, además de refrescarse con baños o duchas de agua fresca.


FOLLETO INFORMATIVO