14 de Abr de 2021
Cartel de la exposición Homenaje a Miguel Tortorici

Mañana se inaugura la exposición Homenaje a Miguel Tortorici

Cartel de la exposición Homenaje a Miguel Tortorici
Cartel de la exposición Homenaje a Miguel Tortorici
Los antiguos alumnos del artista Miguel Tortorici se han reunido para rendir un homenaje póstumo a su mentor artístico con una exposición de más de 60 cuadros de diversa temática. La muestra se inaugura este mañana a las 20:30 horas de la tarde.

Este grupo de vecinos se iniciaron en el aprendizaje de la pintura de manos de Tortorici en las clases que durante años impartió en la Casa de la Cultura, entre pinceles, óleos y lienzos. Y en la actualidad continúan reflejando su esencia artística en cada cuadro que empiezan a esbozar “sigue influyendo en nuestros trabajos, es el mejor legado que ha podido dejarnos”, han manifestado.

Han pasado ya tres años y no han perdido el contacto. Cada tarde se reúnen para seguir pintando bajo los cánones del desaparecido artista. Esta tarde, en una entrevista concedida a Radio Mairena, han destacado el volumen, la profundidad y las texturas como aspectos esenciales de su obra. También han afirmado que “su entrega era máxima y eso se contagia, de hecho hoy en día seguimos con los pinceles entre las manos”.

La muestra podrá verse hasta el domingo 14 de julio en la sala de exposiciones de la Villa del Conocimiento y las Artes. El horario de visita será de 10:00 a 14:00 horas y de 17:00 a 21:00 horas. La entrada es gratuita.

Miguel Tortorici ha legado importantes obras como el cartel anunciador de la Feria de Mairena del año 2009, cuando se alzó ganador entre las 14 obras presentadas a la 16ª edición del concurso promovido por el Ayuntamiento de Mairena. Sus trabajos, de base impresionista y realista, han recorrido ciudades como Sevilla, Alcalá, Carmona y Coria del Río.

Tortotici nació en París, Francia, y residió en la localidad durante más de 15 años, tiempo suficiente para adaptarse a las tradiciones locales. Se sentía muy mairenero y los maireneros le hacían sentir así. Al llegar a España, descubrió sus dotes pictóricas, ya que, con anterioridad, se dedicaba a tareas relacionadas con la fotografía y la delineación.