13 de Jul de 2020
Ricardo_Tajea - 150

El rollo de la Tajea

Ricardo Sánchez para El Rollo de La TajeaEn los albores de Radio Mairena, El Rollo de la Tajea era el nombre del programa de radio que hicimos Javier Jiménez (El Boli), José Luis Bustos y un servidor, con Armando Mateos en el control. Quiero rememorar ese nombre, siempre teniendo presente a Javier, porque en esos momentos trajimos a Mairena un aire fresco en lo musical. Ahora, inmerso como estoy en la vida política, quiero desde esta columna transmitiros aire fresco en lo político, una nueva manera de hacer las cosas, con muchas más dificultades que las de unos jóvenes, que sin internet todavía, buscaban por debajo de las piedras la mejor música para compartirla en el aire de las ondas.

Mairena ha apoyado mayoritariamente al Partido Popular en las últimas elecciones, con un crecimiento del 25% respecto a las elecciones municipales, el mensaje que extraigo de estos resultados es que Mairena, es consciente de la situación tan difícil que vivimos y que la manera de afrontar los problemas que tenemos en el partido popular es la que les merece más confianza en estos momentos. Diariamente escucho a muchas maireneras y maireneros, que están pasando enormes dificultades, que no quieren solamente que le den un trabajo, sino conseguirlo por sus méritos.
La política municipal es la más cercana a los ciudadanos, nos permite mejorar la calidad de vida de nuestros vecinos, pero no tiene mecanismos de actuación directos para la creación de empleo, está dependerá en gran medida de lo que el partido popular vaya haciendo desde el momento en que coja las riendas de nuestro país a finales de diciembre.

Nuestro objetivo desde Mairena es trabajar para poner las condiciones que favorezcan que los generadores de empleo crean en nuestro pueblo, a diferencia de la corporación anterior que dedicó los recursos públicos a otros menesteres, como dar trabajo en el ayuntamiento sin transparencia alguna. Los empleos municipales, no son la solución para la creación de empleo, son una consecuencia de la gestión municipal, ya bastante deficitaria.