12 de Jun de 2021

La Casa Bonsor Alberga la primera vitrina del proyecto Museo del Turismo en la Provincial

Con la inauguración de la Sala 56, hoy la Casa Bonsor se une al proyecto Museo del Turismo. Un evento que ha contado con la presencia del responsable del proyecto Alberto Bosque y el colaborador especial Javier Mateos, además del alcalde, Juanma López, la delegada municipal de Turismo, Belén Gutiérrez, la técnico de Cultura, Juventud, Turismo y Deporte de Cogeces del Monte – Valladolid, María Casas, y la arqueóloga Ana Gómez.

Esta inauguración se une al reciente nombramiento de hijo adoptivo de Sevilla de Benigno de la Vega Inclán promovido por este proyecto.

El Museo del Turismo es un proyecto que no tiene afán de lucro y que pretende recordar los orígenes del sector turístico. Su objetivo primordial es poner en valor a las personas, empresas y destinos que han puesto las bases del mundo del viaje, divulgando la historia del turismo, homenajeando de este modo a aquellos que nos han precedido. El proyecto está liderado por el promotor turístico Alberto Bosque y pretende ser participativo e involucrar a todo aquel que quiera colaborar.

El museo del Turismo pretende recuperar y mostrar objetos relacionados con la historia del turismo, como pueden ser guías de viaje, fotos, postales, folletos, pósters, souvenirs… Estos objetos que vamos recuperando, se van poniendo en muestra en ‘Salas’, que son vitrinas situadas en lugares de paso de turistas. Estas son las ‘Salas’ que están actualmente en muestra:

Aunque el propio monumento en sí mismo podría ser una sala completa del museo al ser uno de los lugares pioneros en el fomento del turismo cultural y arqueológico, la Casa Bonsor. Castillo de Mairena se integra en esta iniciativa con la vitrina monográfica situada en la sala Bonsor Arqueólogo en la que se recoge el trabajo que realizó Jorge Bonsor en pro del fomento del turismo cultural y arqueológico.

Entre otros documentos, en la vitrina se presentan las reproducciones de: un artículo sobre una visita al castillo publicado en La Voz de Carmona en 1930, que sirve de fondo a la vitrina, la reproducción del cartel promocional de la visita al castillo por parte de la Sección de turismo de la Exposición Iberoamericana, la primera postal del castillo publicada y puesta a la venta en el monumento a finales de los años 20, una fotografía de la caravana de automovilistas de Baviera que visitaron el castillo con motivo de un tour promocional del turismo en automóvil que realizaron en 1927 por toda España.

También se incluyen en esta vitrina una reproducción de uno de los carteles promocionales de la necrópolis de Carmona de finales del siglo XIX, y la guía itinerario del yacimiento y el museo publicada en 1889. La musealización del yacimiento y la creación del museo fueron iniciativas pioneras en España llevadas a cabo, esta vez por Jorge Bonsor junto a Juan Fernández López.

Ambos núcleos turísticos culturales se unieron en un producto turístico creado por Bonsor la excursión Carmona y los Castillos de los Alcores, que fue publicitada y operada por la agencia de viajes Thomas Cook and Son en la década de los años 20. Esta excursión se incluyó en el Libro de Oro de la Exposición Iberoamericana.

Una reproducción completa de esta excursión está disponible para la lectura en la misma sala Bonsor arqueólogo. Todos estos documentos forman parte de la biblioteca-archivo documental comprado por el Ayuntamiento de Mairena del Alcor en 1978 a Dolores Simó, viuda de Bonsor. Actualmente están depositados en la nueva sede del Archivo General de Andalucía, sita en el Pabellón del futuro en la Isla de la Cartuja de Sevilla.

Al castillo y a la necrópolis acudieron numerosos turistas de la mano de la agencia de viajes Thomas Cook and son, Viajes Marsans, la Compañía del Turismo y los hoteles Alfonso XIII e Inglaterra. Muchos de ellos venían acompañados de intérpretes y en el castillo tenían la posibilidad de comprar un souvenir y tomar un refrigerio en los jardines como complemento a la visita, algo que en la necrópolis también se incluía con la salvedad de que allí lo ofertado era la posibilidad de comer bajo la sombra de los almendros pudiendo alquilar el servicio de mesa.

Las visitas a la necrópolis y el castillo fueron publicitados en las principales guías turísticas europeas. Para Bonsor el turismo y la conservación del patrimonio existente en la comarca eran de vital importancia para Bonsor como argumentó en el discurso que ofreció con motivo de su nombramiento como hijo adoptivo de Carmona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *